Border Cave

Descubran sus ascendientes

 

Border Cave está situada sólo media hora a distancia de Tembe – allí se encuentran unas de las huellas más antiguas de nuestros ascendientes. Restos que tienen más que 150.000 años de edad y de los que se opina que sean las pruebas más antiguas del homo sapiens sapiens – noción anatómica para el hombre moderno.

 

Esta cabaña grande, situada en los montes altos de Lebombo, cerca de la frontera occidental de Surafrica a Swaziland, fue excavada en 1934 por primera vez. Pero solo hace poco la cabaña fue convertida en una casa de tesoros arqueológicos.

 

En 1940 un habitante de la región pensaba que el resto arenoso en la cueva sea guano y que sea útil como fertilizante. Zanjaba un hueco en el que encontró unos huesos de cráneos, muslos y piernas. Se los mandó al profesor Raymond Dart, un paleontólogo famoso de la Universidad Wits, quien constaba la antigüedad de los huesos. Siguientes objetos hallados sacaron a la luz tesoros increibles.

 

El arquéologo sudafricano Peter Beaumont hizo la última investigación. Descubrió sepultado no muy hondo un esqueleto casí completo de un niño de cuatro o seis meses.

 

Nuestros años formativos

 

Tambien se encontraron los restos de cinco individuos de la especie homo sapiens sapiens, por lo menos. Su datación y investigación han llevado los arqueólogos como también Beaumont a la conclusión que procesos formativos en la evolución física y cultural del hombre moderno hubieron que realizarse en la sabana de Africa sureño del ecuador. Hasta ahora se han encontrado en Border Cave más que 69.000 instrumentos de la edad de piedra y restos de apr. 43 mamíferos, entre los que se encuentran también los restos de elefantes y de tres animales, que se han extinguido ya.

 

Finalmente se puede decir que todos los pruebos muestran que el hombre moderno se originó en el Àfrica del Sur. Sus descendientes se trasladaron al norte a Europa y Asia. Allí en Europa se evolucionó el hombre de Neandert